Efectos del entrenamiento de Pilates en casos de fibromialgia

¿Qué es la fibromialgia?

La fribromialgia es un trastorno que se caracteriza por dolor crónico generalizado acompañado de variedad de síntomas como fatiga, depresión, ansiedad, trastornos del sueño, dolor de cabeza, migraña... Se desconoce el origen preciso de la fibromialgia; sin embargo, se sospecha que amplifica las sensaciones de dolor al afectar el modo en que el cerebro procesa las señales de dicho dolor. Por regla general, el tratamiento de esta enfermedad se dirige a los síntomas ya que por el momento no se conocen en profundidad ni sus causas ni su desarrollo. Una de las indicaciones para mejorar la calidad de vida en casos de fibromialgia es la práctica de ejercicio leve o moderado y es aquí donde entra el método Pilates.

¿Qué es Pilates?

Pilates es el nombre por el que se conoce actualmente a la "Contrología" (Contrology), un sistema de ejercicios ideado por Joseph H. Pilates (1880–1967) y que en sus inicios fue practicado casi exclusivamente por atletas, bailarines y la clase alta de Nueva York. El método Pilates se ha convertido en una tendencia popular de rápido crecimiento en programas de rehabilitación y acondicionamiento físico en los últimos años debido a su eficacia y a la ausencia de efectos secundarios adversos. El método podría describirse como un sistema que combina filosofías orientales y occidentales que incluyen yoga, danza, entrenamiento de resistencia y gimnasia.

Aunque el ejercicio de Pilates generalmente se adopta en los programas de entrenamiento para personas sanas como sistema de acondicionamiento físico, se ha sugerido como una modalidad terapéutica para varios trastornos musculoesqueléticos. En una serie de estudios, se han documentado resultados positivos en pacientes con dolor de espalda crónico que se inscribieron en programas de entrenamiento de Pilates. Los resultados positivos se atribuyeron al trabajo específico aplicado a la musculatura central (abdomen y espalda) y al aumento resultante en la resistencia de la columna vertebral y la mejora de la movilidad en las articulaciones.

Beneficios del método Pilates en casos de fibromialgia

Se ha observado que el método Pilates mejora significativamente el dolor en los pacientes de fibromialgia. Los mecanismos responsables del efecto analgésico del ejercicio no se entienden claramente, aunque es una hipótesis ampliamente aceptada que la activación del sistema opioide endógeno (endorfinas, encefalinas y dinorfinas) durante el ejercicio juega un papel clave en el mecanismo de respuesta contra el dolor, varios investigadores también han sugerido un sistema analgésico múltiple, incluidos los mecanismos no opioides mediados por otras sustancias como la hormona del crecimiento y la corticotropina. El efecto analgésico del ejercicio también puede ayudar a romper el círculo vicioso del dolor-inmovilidad-dolor al animar a los pacientes a practicar Pilates. Además, puede aumentar el bienestar de los pacientes mediante la prevención de la hipoxia  muscular observada en pacientes con fibromialgia.

Método Pilates

Las personas con fibromialgia tienen asimetría muscular y problemas posturales. Se ha demostrado que el trastorno puede afectar los mecanismos periféricos y/o centrales de control postural, lo que conduce a un deterioro significativo del equilibrio. En un estudio se documentó una mejora del equilibrio dinámico en comparación con el grupo de control después de 10 sesiones de Pilates. Los ejercicios de Pilates pueden mejorar la postura y el equilibrio deteriorados en pacientes con fibromialgia, porque las técnicas de Pilates apuntan a corregir la postura del cuerpo al entrenar el sistema muscular en su conjunto. Más específicamente, el concepto de Pilates ubica el centro del cuerpo en músculos profundos cerca de la columna vertebral, y el entrenamiento tiene como objetivo formar una estructura musculoesquelética robusta en la parte superior del cuerpo al proporcionar una musculatura equilibrada de la espalda y el abdomen.

La terapia cognitivo-conductual también puede ser beneficiosa para algunos pacientes con fibromialgia de acuerdo con las recomendaciones de la European League Against Rheumatism (EULAR). Las técnicas de Pilates se han desarrollado con el objetivo de lograr una mente fuerte y usarla para obtener un dominio o control total sobre el cuerpo. Además de entrenamiento físico, Joseph H. Pilates, enfatizó repetidamente el efecto de Pilates en el fortalecimiento y el acondicionamiento de la mente, así como su importancia como régimen físico para el cuerpo, y llamó a su metodología: "El arte de la Contrología".

Se ha documentado asimismo la necesidad de un programa ininterrumpido de Pilates para mantener la mejora obtenida inmediatamente después del período de entrenamiento. Al ser la fibromialgia un síndrome caracterizado por el dolor crónico, cualquier modalidad de entrenamiento propuesta debe continuar indefinidamente, porque no hay promesa de un efecto curativo definitivo, sino una mejora a nivel sintomático.

En resumen, el método Pilates no sólo es un sistema de entrenamiento seguro para los pacientes con fibromialgia, sino que puede ofrecer muy buenos resultados mejorando la calidad de vida de los pacientes.

En Alameda Studio Pilates, tenemos una trayectoria de más de doce años con el firme compromiso de ofrecer resultados visibles y una mejora en la calidad de vida de todos nuestros alumnos a través de entrenamientos personalizados que combinan ejercicios de fortalecimiento y resistencia, equilibrio, respiración y alargamiento de la columna vertebral. Contacta con nosotros para una clase de prueba sin compromiso y una valoración previa.

Recuerda que antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, es importante contar con la aprobación de tu médico.